El Ministerio de Hacienda y Función Pública y los sindicatos CCOO, UGT y CSI-F han firmado un acuerdo para la mejora del empleo público que incorpora un proceso de estabilización del empleo temporal en Justicia  para reducir la tasa de temporalidad desde el 25% hasta el 8% en tres años. Como resultado de este proceso de estabilización del empleo se podría llegar a un total aproximado de 8.564 plazas en Administración de justicia (8.564). También se prevé una tasa de reposición del 100% en servicios públicos esenciales como la Administración de Justicia. Por tanto deben aprobarse los Presupuestos Generales del Estado y a partir de entonces se aprobará la oferta de empleo público del año 2017.

En relación con el proceso excepcional para reducir la temporalidad, tal como informa el sindicato STAJ, la convocatoria de estas plazas no supondrá la conversión de los funcionarios interinos en funcionarios titulares, sino que las plazas vacantes ocupadas actualmente por funcionarios interinos se ofertarán en las próximas Ofertas de empleo público, y serán cubiertas cumpliendo con los Principios de igualdad, mérito y capacidad, y los requisitos legales de concurrencia pública y transparencia.

El  Ministro de Justicia  anunció que la intención es que la convocatoria de oposiciones del año 2018 sería por el sistema de concurso-oposición. El sistema de concurso-oposición tiene un carácter excepcional, tal como señala el artículo 484 LOPJ y consiste en la realización de las pruebas correspondientes (exámenes) y en la valoración de determinadas condiciones de formación, méritos o niveles de experiencia (títulos académicos, experiencia en la Administración, cursos de formación), en la forma que se establezca en la convocatoria. Los méritos se aportan una vez que se hayan superado el corte o los cortes que establezca el Tribunal Calificador, nunca antes.